Bloque de Obra Social de la PAH asaltado por un presunto nuevo dueño (que igual no lo es)

Monte Perdido 60bis es uno de los bloques recuperados por PAH Vallekas en el marco de su campaña de Obra Social. El bloque consta de tres viviendas. En cada una habita desde hace dos años una familia sin recursos. Todas están negociando un alquiler social mediante la Obra Social PAH. El pasado 14 de diciembre, sin previo aviso ni mediación alguna, el edificio fue asaltado por personas que declararon ser los nuevos propietarios del edificio. Los asaltantes cambiaron la cerradura de acceso destrozando y sustrayendo todos los dispositivos de seguridad interiores: cerraduras, cerrojos, candados, etc. En el interior del edificio quedaron todas las pertenencias de sus moradores. Los autores de este delito dejaron varias notas identificándose como los “nuevos dueños” y dejando un número de teléfono. 

Monte Perdido: un edificio que “no existe”

Volvamos un poco hacia atrás. Monte Perdido es el cuarto edificio recuperado en la campaña vallekana de Obra Social de la PAH. Había sido reclamado anteriormente por Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria y Monte de Piedad. Solicitada la nota simple, resultó que la propiedad reclamada por el banco correspondía a la calle Puerto Alto nº 32, la cual no consta en el catastro, donde sí aparece el edificio situado en la calle Monte Perdido n.º 60bis. Una línea más en la crónica del despropósito inmobiliario. Pese a semejante lío administrativo proveniente de las malas prácticas habituales durante el boom de construcción, algunos residentes iniciaron los trámites para pedir su alquiler social con Caja España.  A día de hoy no han hallado respuesta. En febrero de 2016 se dictó una orden de desalojo que fue recurrida y el desahucio paralizado. De hecho, los denunciantes fueron conminados judicialmente a demostrar por escrito la propiedad de la finca. Como la situación catastral del edificio es un desastre, no pudieron hacerlo: la denuncia fue desestimada y la causa archivada. Hasta diciembre de 2016.

2016: llega el propietario fantasma

¿Podría ser más turbia la situación del edificio? Pues sí. El día 15 de diciembre volvimos a solicitar la nota simple. Todavía figura como propietaria Caja España de Inversiones, pero con un asiento reciente donde se notifica un proceso de venta a la empresa Aserant Global SLU. Todo parece indicar que el banco realizó la operación no solo pasando por encima del derecho de los residentes, sino que tampoco dejó claras las circunstancias jurídicas del edificio. Por su parte, parece que la empresa no ha dejado pasar un solo día para empezar a presionar.  Lo sorprendente es que el teléfono que nos dejaron no pertenece a ningún socio de Aserant Global. Queda por saber quién allanó las viviendas de Monte Perdido y con qué intereses, ya que no se trata ni del propietario de la finca Caja España ni del comprador, Aserant.

¿Qué dice la PAH?

Desde PAH Vallekas queremos señalar este nuevo peligro y convocar al movimiento de vivienda para apoyar a nuestras compañeras residentes en Monte Perdido. Denunciamos, también la manera en la que Caja España se niega a negociar y conceder los tres alquileres sociales. Tal y como lo vemos, dada la situación administrativa de los pisos, Caja España no puede ofrecerlos en el mercado antes de ofrecer solución a las familias que viven en ellos. Vivimos momentos en los que los bancos se deshacen de sus activos inviables poniéndolos en manos de empresas particulares, muchas veces financiando la compra ellos mismos. Estas empresas no son grandes fondos buitre, de hecho tienen un capital mínimo, pero su motivación sigue siendo especular: comprar barato y vender caro. Saltarse la vía judicial. Sobornar, amedrentar y agredir a los residentes, “subcontratando” ese trabajo sucio a sicarios. 

Desde PAH Vallekas denunciamos tanto a los bancos que estafan como a estas empresas que especulan y extorsionan a familias sin recursos. Nuestras compañeras de Monte Perdido reclaman una solución a su necesidad de vivienda digna por vías legales:

“Llevamos dos años en esta casa y estamos empadronadas aquí, sin acceso a los suministros básicos como el agua. No queremos ser ocupas ni seguir viviendo bajo amenazas, sino abrir el camino al ejercicio del derecho universal a vivir en paz.”
¡La lucha sigue porque Sí Se Puede!
¡Monte Perdido No Se Toca!

Vecinas y vecinos sin agua se concentran en la Junta Municipal de Puente de Vallecas

junta_agua

Vecinas y vecinos de Puente de Vallecas sin acceso a suministro de agua nos concentramos hoy en la sede de la Junta de Puente de Vallecas. Pedimos medidas concretas al concejal presidente, Francisco Pérez Ramos (Ahora Madrid), para conseguir una solución de suministro para los bloques de Sierra de Llerena, 22 y Monte Perdido, 60 bis. Ambos bloques se encuentran en situación irregular y forman parte de la campaña de Obra Social de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que pide alquileres sociales en los pisos vacíos de bancos y entidades financieras.

En total, 19 hogares y 35 personas se encuentran sin acceso a agua entre los dos bloques. En ellos viven personas en situación de especial vulnerabilidad, como 10 menores de edad, una persona mayor de 70 años y tres enfermas crónicas. Desde la PAH denunciamos que esta situación se viene prolongando desde hace años, pese a que está en conocimiento tanto de las entidades propietarias de los bloques, con las que seguimos intentando negociar un alquiler social, como de las distintas administraciones afectadas, entre ellas el Canal de Isabel II, que se ha negado repetidas veces a regularizar el suministro de agua por motivos burocráticos.

Los habitantes de estos bloques, organizados en la PAH Vallekas, no estamos pidiendo ni caridad ni ayuda pública alguna. Somos capaces de sufragar nuestro suministro de agua, que en Madrid –pese a los intentos de privatización y control financiero sigue siendo un recurso público de coste relativamente barato. Pedimos lo más básico: que mientras nos encontremos en situación irregular, se nos reconozca como a cualquier miembro de la comunidad de vecinos el derecho a contratar suministros. No puede ser que entidades privadas como las compañias de telecomunicaciones no nos pongan ninguna traba para contratar teléfono e internet y que una empresa pública como sigue siendo en su mayoría el Canal de Isabel II se niegue ni siquiera a recibirnos para estudiar vías legales que permitan el suministro regular y legal de este bien. 

A este respecto, denunciamos la lentitud y las promesas incumplidas del concejal presidente de Puente de Vallecas, Francisco Pérez Ramos. Desde su llegada al ayuntamiento se le ha puesto en conocimiento la situación global de estos bloques, incluido el estado de sus suministros y las reivindicaciones concretas al respecto. En la última reunión, celebrada en el mes de julio, el concejal se comprometió en dos aspectos: mediar con el Canal de Isabel II principal responsable de la situación para que estime la regularización del suministro sin coste alguno para la administración ni para la empresa. Y por otro lado, instalar mientras tanto fuentes públicas en las cercanías de ambos edificios, medida que redunda en beneficio de todo el vecindario y que debería hacerse con independencia de la situación de los bloques afectados. 

El gobierno municipal de Ahora Madrid firmó el pasado 4 de noviembre las conclusiones del Encuentro de Ciudades por el Agua Pública, que entre otros aspectos considera el agua como un bien común y su provisión como un derecho humano, “entendido éste como un derecho a una provisión de servicios de abastecimiento y saneamiento que debe ser garantizada por la administración pública”,  en que “los operadores públicos deben asumir consecuentemente los criterios generales, normativos y específicos del derecho humano al agua y al saneamiento en lo que atañe a la equidad y universalidad del servicio y a prohibir los cortes de agua a los hogares en situación de vulnerabilidad social”. Es hora de que el ayuntamiento haga realidad estas intenciones empezando por lo más inmediato: las vecinos y vecinos de barrios empobrecidos como Puente de Vallecas. 

Estos días los cortes de suministro y la pobreza vuelven a ser noticia por la muerte de una mujer anciana en Reus. Desde la PAH siempre hemos trabajado por cambiar las leyes no solo para evitar los desahucios sino también estos cortes, porque ponen en peligro la salud y la vida de decenas de miles de personas en este país. Mientras estos cambios legislativos por la vivienda y los suministros se hacen realidad, seguiremos presionando a las administraciones y las empresas con nuestras mejores armas: la solidaridad, la desobediencia a las leyes injustas y el apoyo mutuo.  

Llerena no se toca: no al desalojo del primer bloque de Obra Social PAH en Vallekas

La PAH exige alquileres sociales para 14 familias a la entidad avalada con fondos públicos
La SAREB quiere desalojar a 14 familias que viven en uno de sus bloques en Vallekas. El “banco malo” que asumió los activos tóxicos de los bancos españoles tras la burbuja y la crisis, ha avalado así con dinero público los errores y abusos de la banca. Ahora pretende dejar en la calle a cinco menores, tres enfermos crónicos y un hombre de 70 años.

 

Obra Social PAH Llerena
El edificio de la calle Llerena, en el casco antiguo de Puente de Vallekas, nunca llegó a ser habitado desde su construcción. Todo el bloque estaba vacío cuando las familias entraron a vivir allí. La mayoría de familias de la Obra Social PAH han vivido ya la realidad de los desahucios, algunas incluso más de una vez. En paro o en situación de precariedad, ante la imposibilidad de acceder a una vivienda del mercado y sin alternativa a día de hoy por las administraciones públicas, su única posibilidad es entrar en viviendas. 
La Obra Social PAH recupera edificios como el de Llerena: bloques enteros que han pasado de mano en mano, de fondo en fondo, financiando la burbuja inmobiliaria con dinero público. Además de dar una alternativa a estas familias ponemos sobre el mapa el fraude bancario que nos ha costado miles de millones de dinero público. 
Las familias de Llerena no quieren caridad. No quieren viviendas gratis como dicen algunos. Las familias de Lllerena, como todas las de Obra Social PAH, quieren pagar un alquiler social y han intentado regularizar su situación sin respuesta por parte de SAREB. 
Cuatro años después de la recuperación del bloque, la  Sareb ha presentado una demanda civil basada en que el bloque no tiene condiciones de habitabilidad. Aseguran que el edificio presenta “errores de construcción”, aunque según el informe no hay riesgo alguno para la seguridad. La Sareb dice que les echa a la calle por su bien. Pero las familias tienen claro que la vivienda es un derecho. Y que la Sareb es una entidad pública que debe tener un compromiso social con la ciudadanía, que ya ha pagado de sobra por este edificio y otros tantos.

 

¿A quién pertenece el edificio de la calle Llerena?
Tras la quiebra de la constructora Alcalá 70 el bloque pasa a manos del Banco de Valencia, que había sido intervenido en noviembre de 2011 por el Banco de España (1.000 millones de capital + otros 2.000 millones en créditos). En febrero de 2012 el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es decir, el gobierno, mete otros 1.000 millones y en noviembre otros 4.500. Además, el FROB traspasa todo esto (y sus 8.500 millones en rescate público) a La Caixa por el precio simbólico de un euro. A pesar de tener aseguradas el 72% de las posibles pérdidas contraídas por la gestión de los activos tóxicos (pisos y créditos) heredados del Banco de Valencia, La Caixa traspasa la titularidad del bloque a Sareb, el banco malo. Pero quien toma las decisiones y quien gestiona realmente el bloque sigue siendo La Caixa a través de su inmobiliaria Servihabitat.
Las familias han intentado negociar alquileres sociales con Sareb/Servihabitat/La Caixa y han entregado la documentación pertinente a la empresa mediadora señalada por la propiedad, “Diagonal Company”. La PAH ha tratado de regularizar el suministro de agua (incluso pagando las obras de la acometida), algo a lo que el Canal de Isabel II se niega porque no hay cédula de habitabilidad; el Ayuntamiento de Madrid, a través de la Junta de Distrito, tampoco ha conseguido, a pesar de su compromiso electoral, garantizar el suministro de agua de estas familias.

 

¿Qué exige la PAH?
PAH Vallekas y las familias exigimos una negociación con la Sareb, propietario oficial y entidad pública, para resolver la situación sin que las familias sean desalojadas sin alternativa habitacional. Exigimos también que las administraciones públicas se impliquen en este proceso: el Ayuntamiento, el gobierno regional y el ministerio de economía, como último responsable de la Sareb. Los bancos han sido rescatados con miles de millones de todos los ciudadanos y los ciudadanos son echados a la calle porque falta una cédula de habitabilidad. Es inaceptable.
Pedimos el apoyo de toda la sociedad, de todos los madrileños y madrileñas, de todos los colectivos y asociaciones para:
1) Detener el proceso de desalojo de las familias del bloque de la C/ Llerena (Vallekas)
2) Conseguir que la Sareb negocie alquileres sociales para todos los bloques y pisos recuperados por familias que no pueden acceder de otra manera a una vivienda, un derecho constitucional que la Sareb como entidad pública debe contribuir a hacer efectivo. 
Mientras tanto seguiremos rescatando derechos, recuperando espacios para las famlias y para las vecinas que han visto degradados sus vecindarios por la especulación inmobiliaria. SÍ SE PUEDE.

 

Manda tu apoyo a pahvallekas@gmail.com
 
¡Sí se puede!
¡Ni una casa vacía! 



¡Derecho a techo!

Victoria Se Queda. Cuando Bankia se vende casas a sí misma.

No es la primera vez que Bankia desahucia: en el primer trimestre de 2016 las PAH nos hemos enfrentado a una media de un desalojo por semana de pisos suyos. El desahucio de Victoria y sus hijas está previsto para el miércoles 27 de abril.

Tampoco es la primera vez que portavoces de Bankia responden a nuestras peticiones de negociación con excusas. El caso de Victoria no es nuevo, aunque eso no le quite un átomo de urgencia ni de desvalimiento ante los malabarismos legales de una entidad bancaria _entidad, recordamos, rescatada con dinero público _.

 

LAS NO RESPUESTAS DE BANKIA

 

La respuesta de Bankia siempre es el silencio. Dejar correr el tiempo sin respuesta a decenas de solicitudes de negociación y alquileres sociales. Por eso el día 4 de abril ocupamos la sucursal de Bankia de Sierra Toledana, 38 en Puente de Vallecas, para exigir unas negociaciones dignas de tal nombre para Victoria, Noralma, Mustafa (recién desahuciado de un bajo interior de 10m2) y tantas otras compañeras. Y por eso hoy estamos

 

Entre las excusas de Bankia para negarse a parar el desahucio hemos podido escuchar la de siempre: que no tienen pisos para alquileres sociales. Que es la Administración quien debe adjudicar a Victoria una vivienda de emergencia de un fondo social cuya existencia sigue sin demostrar. Sabemos que tienen miles de viviendas vacías siendo un banco rescatado con dinero público, es hora de que asuman su responsabilidad social.

 

INGENIERÍA FINANCIERA Y LAVADO DE IMAGEN
En el caso de Victoria nos aseguraban que no son parte interesada en este desahucio. Nos decían que ya han dejado constancia en el juzgado, que la vivienda de Victoria y su familia ya no es suya y que por lo tanto no pueden parar la orden de desalojo. Hoy mismo en el juzgado nos confirman que no han presentado ningún escrito como nos prometieron, aclarando que no son propietarios.

 

El Fondo de Titulación de Activos MADRID RMBS III al que Bankia asegura haber vendido la vivienda es en realidad una empresa de la propia Bankia. Estratagemas legales e ingeniería financiera que permiten a las entidades bancarias titulizar hipotecas y traspasar propiedades a empresas y fondos propiedad de las propias entidades. Como parte de este entramado entra en juego una tercera empresa, la inmobiliaria de Bankia: Haya Real State.

 

¿Qué pretende Bankia con esto? Desde la PAH la respuesta es obvia: la empresa matriz “sanea cuentas”, al menos aparentemente, deshaciéndose de pisos que sabe que no podrá vender en años. A la vez continúa con los procesos de deshaucio sin que su imagen quede ligada al desalojo de otra familia.

 

Desde la PAH aseguramos a Bankia que esto último no lo va a conseguir: hoy estamos en la sede de Haya Real State exigiendo la paralización del desahucio de Victoria y la negociación de su alquiler social. De continuar recibiendo excusas, el 27 pararemos su desahucio. Y no pararemos hasta garantizar el derecho a la vivienda de Victoria y su familia.

 

¡SÍ SE PUEDE!

 

Ni una casa vacía. Por un parque público de alquiler

La PAH Vallekas recupera su quinto edificio en el barrio dentro de la campaña Obra Social de la PAH. En el vivirán ocho familias sin otra alternativa habitacional, que sin embargo no han quedado con los brazos cruzados.

La campaña Obra Social de la PAH consiste en la recuperación de inmuebles en manos de los bancos que los mantienen vacíos mientras miles de personas no pueden acceder a una vivienda digna. Nos negamos a que en nuestra ciudad siga habiendo miles de casas vacías y cada vez más gente sin casa.

 

Esta tarde ocho familias con 18 menores han hecho pública una nueva recuperación de un edificio vacío en Vallekas, en la calle del Monte Perdido. Ocho viviendas que en breve pasarán a ser de SAREB al ser consideradas activos tóxicos. Para nosotras estos activos tóxicos son ahora los hogares de estas ocho familias, como podría suceder con las miles de viviendas vacías en manos del banco malo y del resto de entidades rescatadas con dinero público.

 

Todas las personas que han  entrado en el  bloque han solicitado previamente vivienda de especial necesidad, sin que hasta el momento la administración se haya puesto ni siquiera en  contacto con ellos para informar sobre el estado de su petición. Tampoco los servicios sociales han podido darles una solución. Esta situación, como los desahucios que se siguen produciendo a diario en nuestra ciudad, evidencian de nuevo la necesidad de apostar por un verdadero parque público de alquiler.

 

No solo buscamos una solución para estas ocho familias, queremos que el acceso a una vivienda digna sea posible para todas nosotras, y sabemos que es posibleExigimos un parque público de alquiler suficiente, las 400  viviendas ofrecidas por los bancos al ayuntamiento son un alivio inicial pero no solucionan la situación. Del mismo modo, las nuevas construcciones de la EMVS anunciadas por el ayuntamiento serán también insuficientes y tardarán en terminarse. En Madrid hay 25 desahucios diarios, muchos de ellos en casas ocupadas a los propios bancos por necesidad. Los números manejados por la banca y las administraciones, por lo tanto, no solo son insuficientes sino que también son injustos, porque no tienen en cuenta los más de 600.000 lanzamientos hipotecarios ya producidos desde 2007, y tienden a obviar los desahucios de inquilinos y de viviendas ocupadas. No tiene sentido hacer pasar necesidad a la población habiendo tanta vivienda vacía en manos de banca, SAREB y sociedades de inversión (los conocidos como fondos buitre). En este sentido, consideramos especialmente inoportunas las recientes declaraciones de la máxima encargada de la política de vivienda en el ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, diciendo que no es necesario impulsar un parque público de vivienda a partir de los pisos vacíos de bancos y fondos de inversión.

 

Con este edificio desde PAH Vallekas hemos recuperado 42 pisos de bancos que se encontraban vacíos, en los que viven 94 personas. Para todos ellos exigimos un alquiler social justo en función de los ingresos de las familias. La semana pasada anunciamos la firma de 11 contratos de alquiler entre 50 y 70 euros tras la recuperación de otro edificio. Exigimos la misma solución para el resto de viviendas, principalmente en manos de Bankia y SAREB, ambas entidades rescatadas con dinero público. En total, la campaña Obra Social la PAH ha recuperado 40 bloques en todo el Estado español desde finales de 2011, y en ellos se han alojado cerca de 2.500 personas.

La Obra Social de la PAH consigue 11 alquileres sociales

Queremos daros una buena noticia, una victoria importante para la PAH Vallekas y para toda la Obra Social de la PAH: tras recuperar un edificio vacío del Banco Sabadell, hace ya más de un año hemos conseguido el realojo de las once familias que allí vivían.

Se trata de 11 alquileres sociales de entre 50 y 70 euros, en función de las rentas disponibles de las familias. En total se han realojado 26 personas, siete de ellas menores de edad que no tenían otra alternativa habitacional. Algunas de ellas habían sido desahuciadas de sus viviendas por no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca y otras simplemente La Obra Social de la PAH consigue 11 alquileres socialesnunca habían tenido asegurado su derecho a la vivienda.

 

Hartas de esperar una solución habitacional por parte de las instituciones que nunca llega, decidieron recuperar un edificio vacío propiedad de un banco, uno de los tantos a los que se ha inyectado dinero público. Así, una vez más, la PAH va por delante de las instituciones, obligando a los bancos a devolver a la sociedad una pequeña parte del rescate que hemos pagado entre todos.

Llevamos años exigiendo un parque público de alquiler social que se nutra de las viviendas vacías de los bancos. Años demostrando que SI SE PUEDE como lo hacemos hoy mismo; que solo hace falta voluntad política para llevarlo a cabo.

 

Queremos resaltar la cuantía de los alquileres conseguidos -entre 50 y 70e- y esperamos que se generalicen en este futuro parque público de alquiler, en la línea de la campaña Exigencias PAH que estamos presentando a los partidos políticos que concurren a las siguientes elecciones generales.

Además en PAH Vallekas tenemos tres edificios más recuperados de la SAREB (o “banco malo”) al que también exigimos alquileres sociales. En total 23 viviendas, en las que viven 39 personas, ocho de ellas menores de edad.

Pero no queremos 23 alquileres sociales: la SAREB, cuyo capital mayoritario es público, tiene más de 90.000 viviendas vacías sólo en la Comunidad de Madrid. Queremos 90.000 alquileres sociales, que garantizarían el derecho a una vivienda digna para todos nosotros. Y no sólo de SAREB. Bankia, la entidad que más desahucia tras haber recibido un millonario rescate público sigue manteniendo miles de casas vacías a la vez que niega el alquiler a social a las personas que han entrado en alguna de sus viviendas.

Mientras se siga sin asegurar el derecho a la vivienda, continuaremos desobedeciendo y recuperando viviendas de los bancos para la ciudadanía. Porque esas casas son nuestras, porque nuestras compañeras no se van a quedar en la calle, y porque estamos marcando el camino y demostrando que sí se puede.

PAH Vallekas.

Rescatando derechos. Recuperando espacios.

Sí se pueden parar los desahucios

carmenatior

Ahora Madrid ha empezado con mal pie su política de vivienda, una de las áreas más urgentes e importantes para la población, que el nuevo partido se había marcado como prioridad.

 

Pese a que entre las cinco primeras medidas urgentes de la formación, previstas para ser cumplidas en los 100 primeros días del gobierno, se encuentra la paralización de los desahucios en la ciudad, hoy leemos en el periódico que la concejala de vivienda Marta Higueras afirma que “el Ayuntamiento no puede parar los desahucios”. 

 

Para la ciudadanía esta declaración de intenciones es políticamente inaceptable. Se trata de una cuestión de voluntad y contundencia: los desahucios se paran y los alquileres sociales se consiguen negociando con administraciones, bancos o juzgados. La alternativa habitacional es factible, tal y como reiteran las organizaciones sociales, si se da uso a las miles de casas vacías en manos de SAREB y los bancos rescatados. Las declaraciones de la nueva concejala son especialmente desconcertantes si tenemos en cuenta que, según datos de Hacienda publicados por el diario El País, el Ayuntamiento de Botella a través de la EMV fue el segundo mayor desahuciador de Madrid entre febrero y junio de 2015, sólo por detrás de los desalojos de pisos ocupados.  

 

Recordamos a la nueva alcaldía que más allá de la medida urgente de la paralización de los desahucios, elegida por las más de 15.000 personas que votaron en las primarias de Ahora Madrid, esto ya fue respaldado por las 1.400.000 personas que apoyaron la ILP de la PAH con la misma consigna. Este mandato no puede ser ignorado.

 

Queremos unos representantes al servicio de la ciudadanía que hagan todo lo posible por garantizar los derechos sociales. Ése es el proyecto que Ahora Madrid se ha comprometido  a construir.

 

Antes y durante la campaña, Ahora Madrid se refería a la ciudadanía que había luchado con dignidad por mantener sus derechos en la crisis–estafa. Reconocía que estas personas y grupos tienen un saber experto que les hace imprescindibles a la hora de pensar las políticas de vivienda del futuro. Ahora Madrid prometía no ser un partido de más ni “mejores gestores” sino inaugurar otra forma de hacer política: una de co-gobierno con la ciudadanía y los movimientos sociales que se han dejado la piel los últimos años. 

 

Urge que Carmena y la concejala de vivienda, Marta Higueras, se reúnan con los grupos de vivienda y la PAH para recoger sus exigencias y propuestas, conocer su análisis de la situación,  establecer canales claros de comunicación y determinar prioridades. No es de recibo que Carmena se haya reunido ya con los responsables de los desahucios, lease gestores de Bankia, y no con la PAH. Si han venido a abrir el gobierno municipal a la ciudadanía, más vale temprano que tarde. 

 

PAH Vallekas
PAH Centro Madrid
Comunicado abierto para ser firmado por otros colectivos de vivienda.

PrePAHrate Bankia, estamos recuperando barrios!

bamnkia

Bankia no devolverá nada si no la obligamos: alquileres sociales YA!

Ayer, el 22 de abril 2015, varias PAH’s y grupos de vivienda hemos bloqueado sedes de Bankia de manera simultánea en varias ciudades, dentro de la campaña bautizada como PrePAHrate Bankia.

Bankia, esa entidad rescatada con miles de millones de euros de dinero público, es la entidad bancaria que más desahucios lleva a cabo (un 20% del total). El Banco de España acaba de reconocer que el Estado va a perder más de 40.000 M€ de las ayudas al sector financiero inyectadas en los últimos años. Una cifra que probablemente sea mucho mas abultada: sólo en el caso de Bankia, a los 23.000 millones del rescate directo habría que añadir los activos -pisos y créditos- valorados en 22.000 millones traspasados a Sareb, que solo en un ejercicio ciego de confianza podemos suponer que serán devueltos íntegramente.

Pero Bankia ya no sólo es líder en rescates bancarios. No sólo ha batido el record de desahucios. Ahora Bankia también es campeona en escándalos fiscales, mediante la cesión de sobresueldos opacos en B realizada a través de tarjetas Black, por parte de los ex-directivos de Caja Madrid y Bankia. Una práctica fraudulenta, ilegal y mafiosa que vuelve a poner de relieve el verdadero carácter de la entidad.

Tanto las personas a las que han robado sus ahorros a través de la venta de participaciones preferentes como las familias a las que vendieron préstamos hipotecarios inflados por la burbuja inmobiliaria, saben de la infinita avaricia de Bankia. Las PAH’s y Grupos de vivienda de todo el Estado exigimos abrir mesas de negociación reales, que den soluciones inmediatas a las familias. La experiencia de decenas de alquileres sociales conseguidos mediante la presión nos ha demostrado que es posible y que sólo hace falta voluntad de negociación por parte de Bankia. Los argumentos ‘realistas’ de los mismos gestores que ocasionaron el desastre económico nos resultan, como mínimo, cómicos, y en el peor de los casos una broma·de mal gusto para el conjunto de la población.

Bankia, como entidad rescatada con el dinero de todos tiene una responsabilidad social que no puede esquivar. Pero su política empresarial va justo en sentido contrario: es una de las entidades que más desahucios ejecuta y tiene paralizada cualquier tipo de negociación para alcanzar una solución justa para ambas partes que conllevaría la condonación de las deudas y la negociación de alquileres sociales acordes a los ingresos de las familias.

 

Exigimos:

  • Alquileres sociales con un precio acorde a la situación socio-económica de las familias, tanto para aquellas que no han podido hacer frente a los pagos hipotecarios, como las que han recuperado viviendas vacías de Bankia, al no disponer de otra alternativa habitacional.
  • Que la venta de hipotecas titulizadas no sea obstáculo para llegar a acuerdos.
  • Una permanente línea de comunicación y la aplicación de los mismos mínimos en la negociación.

Es profundamente indignante que Bankia haya acumulado hasta 15,5 millones de euros en sobresueldos por tarjetas Black y sin embargo se niegue a implementar unos mínimos de resolución para tantas familias. Muchas de las cuales están dispuestas a pagar un alquiler social con un límite de precio del 30% de los ingresos de la unidad familiar. Por esta razón, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y los Grupos de vivienda seguiremos aumentando la presión contra esta entidad hasta que esté realmente dispuesta a ofrecer unas condiciones de vida dignas a las personas afectadas por sus engaños, su avaricia y falta de decencia.

 

 

#RecuperandoBarrios con Euris from PAH Vallekas on Vimeo.

Un ejemplo de las pequeñas grandes victorias, después de un año y medio de lucha con PAH Vallekas Euris ha firmado un alquiler social con el banco de lo cual recuperó su piso.

 

#RecuperandoBarrios con Pilar from PAH Vallekas on Vimeo.

Aún sin poder haber empezado el proceso de negociación, Pilar recuperó un piso de Bankia para ella y si hijo después de que vendieran su vivienda a un fondo buitre y consiguió la condonación de la deuda. Ahora estamos luchando por un alquiler social.

 

¡ALQUILERES SOCIALES Y NEGOCIACION PARA TODAS YA!

Ven a plantar cara a SAREB y parar el desahucio de Vera y su familia

El viernes 17 a última hora de la mañana Vera, una de las compañeras de la PAH Vallekas y vecina de la Obra Social de la PAH en Callejo 11–13, recibió una visita por parte de la Policía Nacional. Le informaron de la fecha del lanzamiento con tan sólo cinco días de plazo y sin dejar ningún documento oficial a la familia.

Vera y su marido Valentine viven junto a sus cuatro hijos en el piso propiedad de SAREB recuperado en agosto del 2014. El piso forma parte de la campaña estatal Obra Social de la PAH, creada para reivindicar el derecho de la ciudadanía sobre los pisos de los bancos rescatados con dinero público. Ahora SAREB pretende dejar en la calle a una familia con cuatro menores, una de ellos portadora de marcapasos con cardiopatía severa. Así demuestra una vez más las políticas antisociales que practica, a pesar de ser una entidad financiada en su mayor parte por los y las ciudadanas.

 

Vera y Valentine, como tantas otras familias en Vallecas y otros barrios, sufren la precariedad laboral. La ausencia de políticas sociales, en especial de una política de acceso a la vivienda, hace que estas familias se vean obligadas a recuperar viviendas mientras esperan conseguir que se haga efectivo su derecho a techo en forma de un alquiler social acorde a sus ingresos.

 

Por haberla financiado con nuestro dinero junto al resto de la ciudadanía queremos que SAREB sea una entidad al servicio de esa ciudadanía. No nos cansaremos de exigir que las más de 90.000 viviendas vacías en manos de SAREB se utilicen para la creación de un parque público de viviendas en régimen de alquiler social. El propio Ministerio de Economía ha reconocido públicamente que es el Gobierno quien tiene el control del máximo accionista de la entidad, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Estas viviendas, pagadas entre todas, se deben destinar a un uso social y no a generar beneficios a accionistas privados.

 

Por la forma en la que Vera y Valentine han sido informadas de su desahucio queremos denunciar la práctica cada vez más común por la que en vez de notificar judicialmente, se enseña una orden policial en la que ni siquiera consta la fecha del lanzamiento. Los agentes tampoco estaban dispuestos a dejar dicho informe a la familia, ni permitieron una foto del documento para estudiar todos los datos con calma.

 

El poco derecho que le queda a la ciudadanía en materia de vivienda en España incluye que se informe con un orden judicial, con los correspondientes tiempos para recurrir. Éste es un derecho más que se les ha quitado a ésta y tantas otras familias.

 

También denunciamos a SAREB por la completa arbitrariedad en la gestión de lo que para esta entidad son “activos tóxicos” y para nosotras, casas para la gente. Desde el intento de desalojo del bloque de Obra Social Cadete en el barrio madrileño de Carabanchel el 20 de febrero de 2015, estamos en contacto para negociar con una empresa mediadora alquileres sociales para los pisos recuperados de esta entidad. Así mismo nos parece una falta de respeto grave desahuciar a una familia que está inmersa en un proceso de negociación colectivo. Confiamos en que SAREB rectifique y dé marcha atrás en el proceso de desahucio antes del próximo miércoles 22.

 

En cualquier caso, por estos acontecimientos, os convocamos, con rabia pero con el corazón lleno de confianza porque juntas lo conseguiremos, a parar el desahucio de Vera y Valentine y sus cuatro hijos. Os esperamos el miércoles 22 de abril a las 07:00hs en Calle Callejo, 11.

 

PAH Vallekas.

#SarebTiembla #VeraSeQueda
Miércoles 22 de abril a las 7hs
En Calle Callejo, 11
<M>Puente de Vallecas
Renfe: Entrevías Asamblea de Madrid.
VAMOS A PARAR LA INJUSTICIA.
¡SÍ SE PUEDE!

desahucio de Vera y su familia

Nuevo edificio de SAREB recuperado en Vallekas

Desde la obra social de PAH Vallekas queremos mostrar nuestro apoyo a la recuperación de un nuevo bloque propiedad de SAREB por un grupo de vecinos del barrio. El pasado 13 de marzo conseguimos paralizar su desahucio hasta junio y hoy queremos solidarizarnos con las siete familias que resisten en el bloque sobre el que todavía pesa una orden de desalojo. 

 

Como tantos hogares de los barrios populares en todas las grandes ciudades, la situación de subempleo y desempleo y la ausencia de políticas sociales, en especial de una política de acceso a la vivienda, hace que estas familias se vean obligadas a ocupar un edificio mientras esperan conseguir que se haga efectivo su derecho a techo en forma de un alquiler social acorde a sus ingresos. 

 

Desde la PAH exigimos que las más de 90.000 viviendas vacías en manos de SAREB se utilicen para la creación de un parque público de viviendas en régimen de alquiler social. El propio Ministerio de Economía ha reconocido públicamente que es el Gobierno quien tiene el control del máximo accionista de la entidad, el Fondo de Reestructuración Ordenada  Bancaria (FROB). Estas viviendas las hemos pagado entre todas y se deben destinar a un uso social y no a generar beneficios para accionistas privados. 

 

Queremos rescatar a la ciudadanía, no a los bancos. Se trata de una exigencia que hemos hecho llegar a través de la entrega de una carta al Ministerio en numerosas ocasiones.

 

Mediante la campaña de la Obra Social de la PAH, una vez más la ciudadanía organizada va un paso por delante de las instituciones, planteando soluciones realistas y al alcance de la mano ante el drama de los desahucios y de las miles de familias que no tienen acceso a una vivienda digna. Más de 2.500 personas, que las entidades financieras y los poderes públicos han dejado en la calle, han sido ya realojadas por la PAH. Mientras tanto, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid están desmantelando el escuálido parque de alquiler social existente, vendiendo las viviendas, con sus inquilinos dentro, a fondos buitre cuyo único fin es la especulación.

 

Mientras existan leyes injustas, seguiremos promoviendo la desobediencia pacífica para evitar que nuestras compañeras se vean en la calle. El apoyo mutuo y la organización son la única salida ante la pobreza y la exclusión a la que nos empujan. Los edificios recuperados al banco malo son nuestros, y una vez más exigimos a SAREB y al Ministerio de Economía que se sienten a negociar un alquiler social justo para las personas que habitan estos pisos.
Además exigimos que se retire la orden de desalojo que amenaza con volver a dejar en la calle a estas siete familias sin alternativa habitacional. 

 

 La SAREB es nuestra, y sus casas también.
image1image2