PAH Vallekas anuncia la recuperación de tres edificios de bancos

RECUPERANDO CASAS PARA CONQUISTAR NUESTRO FUTURO
La PAH de Vallecas anuncia la recuperación de tres bloques del banco malo, Bankia y Banco Sabadell para alojar a familias sin recursos
  • Familias de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallekas con el apoyo de las asambleas de barrios y pueblos del 15M han recuperado la tarde del domingo dos bloques vacíos de Bankia y Banco Sabadell en este distrito madrileño. En ellos se realojarán 9 familias y personas sin acceso a una vivienda digna.
  • Además, PAH Vallekas hace pública la recuperación desde hace dos años de un gran bloque hoy traspasado a la Sareb tras haber intentado desde finales del pasado verano todas las vías de negociación con la entidad sin haber recibido respuesta. 
  • Las recuperaciones forman parte de la campaña de realojos en pisos vacíos de los bancos con el objetivo de reclamar alquileres justos para las familias realojadas. Entre los tres bloques se han alojado medio centenar de personas de PAH Vallekas. PAH Vallekas anuncia su voluntad de negociar un alquiler social justo con Sareb, Bankia y Banco Sabadell, entidades que deben pasar a formar parte de la solución al problema de la vivienda después de haber recibido millones de euros de dinero público. 
  • PAH Vallekas convoca una rueda de prensa para las 11 horas del miércoles 9 de abril frente a la sede de Sareb donde ofrecerá detalles de las recuperaciones y su propuesta para negociar el alquiler social.
LOGO-VK-2Familias y personas pertenecientes a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallekas (PAH Vallekas) han recuperado la tarde del domingo dos bloques vacíos propiedad de Bankia y Banco Sabadell situados en el distrito de Puente de Vallecas. La acción, realizada con el apoyo de diferentes asambleas de vivienda del 15M, pretende abrir una negociación para el alquiler social de estos pisos a familias y personas sin acceso a una vivienda digna como parte de la campaña Obra Social de los barrios y pueblos de Madrid, donde participan distintas asambleas de vivienda del 15M y PAH’s de la región. Los inmuebles están situados en las calles Sierra de Llerena, 22 (Sareb), Callejo, 13 (Bankia) y  Argente, 8 (Banco Sabadell), todos ellos en el distrito madrileño de Puente de Vallecas.
Los hogares realojados, que entre los tres bloques reúnen a 40 personas, son una buena muestra del problema social de acceso a la vivienda agravado por las condiciones de desempleo y precariedad que afectan a una mayoría de la población. Entre quienes vivirán en estos pisos -o viven desde hace más de dos años en el bloque hoy propiedad de la Sareb- se encuentran personas que ya han sido desahuciadas de las que eran sus viviendas o que, en el mejor de los casos, tendrán que dar la llave de su piso después de conseguir la dación en pago. Pero el problema de acceso a la vivienda va más allá de la situación dramática de los hogares hipotecados, y así tenemos también inquilinos desalojados por no poder hacer frente al alquiler, entre los que ocupan un lugar importante quienes eran inquilinos del IVIMA o de la EMV. Entre las familias realojadas se encuentran asímismo menores de edad y personas en situación de dependencia. 
La Obra Social de la PAH nace ante la incapacidad del gobierno y de la mayoría de las administraciones para dar solución a la emergencia que vivimos en materia de vivienda. Desde que nació la campaña, hace poco más de dos añosla PAH ha realojado a 1.049 personas en una veintena de edificios repartidos por todo el Estado españolEn  la Comunidad de Madrid, la campaña integra también a las asambleas de vivienda del 15M, y se llama Obra Social Madrid. Con los tres nuevos bloques anunciados por PAH Vallekas, en la región se suman 5 bloques recuperados. Los otros dos son La Manuela (bloque de La Caixa recuperado por Vivienda Centro) y Izan y Britanny (edificio de Sareb recuperado por la Asamblea de Carabanchel que se enfrenta ya a una orden de desalojo). 
Rescate ciudadano frente al rescate a la banca 
Las tres entidades afectadas por estas recuperaciones son un buen ejemplo del escándalo intolerable del rescate a la banca mientras los diferentes Gobiernos han dejado de caer a medio millón de hogares en seis años de crisis. Sareb, el banco malo constituido con el aval del Estado que tendrá que responder más tarde o más pronto -de momento, en su primer año de fucionamiento ya ha declarado más de 200 millones de euros en pérdidas- mantiene sin uso miles de pisos vacíos y un total de activos por valor de 50.000 millones de euros. Bankia, que ha sido responsable del escándalo de las preferentes y ha recibido 24.000 millones de euros en concepto de rescate mientras desahucia a cientos de familias en todo el territorio; o Banco Sabadell, que se quedó con la Caja de Ahorros del Mediterráneo por el precio de un euro después de que esta entidad fuera rescatada con 5.000 millones de euros de dinero público. 
A todas estas entidades les emplazamos a una negociación que tenga como objetivo que estas familias consigan un alquiler social. En concreto, a Sareb le pedimos también que retire la denuncia penal que ya ha puesto sobre los ocupantes del edificio de Sierra de Llerena,22, así como sobre los ocupantes del edificio Izan y Britanny, nuestros compañeros y compañeras en la campaña Obra Social Madrid que se enfrentan ya a una orden de desalojo de dos de los pisos de su bloque.  Pese a los múltiples intentos de contacto con la entidad, hasta ahora esta se ha negado ni siquiera a recibir a nuestras representantes. 
Asímismo, como PAH Vallekas emplazamos a las diferentes administraciones públicas con competencias en política de vivienda a que se sumen al clamor social expresado, por ejemplo, en el apoyo de 1.400.000 firmas a la ya defenestrada Iniciativa Legislativa Popular de la PAH, y comiencen a desarrollar una política que no se subordine a los intereses de la banca y de los circuitos financieros transnacionales. Las mociones municipales impulsadas por las PAH catalanas para multar a los bancos por tener viviendas vacías son un ejemplo de que se puede actuar para cambiar esta situación. Entendemos que las recuperaciones de viviendas en manos de los bancos son un elemento más en una lucha más general por el derecho a la vivienda. 

Además, tras el desalojo de la Corrala Utopía, queremos recordar a Ibercaja que las familias sevillanas no están solas. Somos muchas a su lado.Además, tras el desalojo de la Corrala Utopía.

espacio

Parado el desahucio de Beatriz

¡Gracias a los vecinos y vecinas que se han acercado esta mañana, hemos parado el desahucio de Beatriz y su familia (cuatro adultos y dos bebés)!

La Comisión Judicial lo ha retrasado hasta el 11 de abril por lo que tenemos otro mes para pelear por la moratoria que les corresponde. Y por la dación en pago y el alquiler social de la vivienda.

Algo que hemos aprendido en este tiempo es que lo importante, además de parar el desahucio, es la pelea entre amenaza de lanzamiento y amenaza de lanzamiento. Es a través de la presión a las sucursales y en la negociación con los abogados, muchos, juntos, todos los días, como conseguimos que las entidades bancarias acepten nuestras reivindicaciones.

Si quieres colaborar, vente a las reuniones los miércoles a las 19:30 en La Villana de Vallekas.

Sí se puede!

Mónica, Carlos y familia SÍ SE QUEDAN

image

La solidaridad de las vecinas de Madrid y, en este caso concreto, la movilización en redes sociales ha conseguido paralizar  el lanzamiento de Mónica, Carlos y familia

Tras tres horas de permanencia, en la vivienda de la familia, los juzgados han confirmado que el Banco Santander paralizó el dia de ayer el lanzamiento. Mediante el envío de un fax y motivados por la movilización en redes sociales, decidieron no seguir adelante con el desahucio.

Al conocer la paralización del desahucio medio centenar de vecinas hemos acompañado a la familia a solicitar alquiler social. Hemos solicitado alquiler social al banco Santander y responderán a la familia en los próximos días.

Aunque hemos paralizado el desahucio no tenemos fecha para el próximo lanzamiento. Por tanto estaremos alerta para un posible desahucio.

¡Sí se puede!

¡Paralizado el desahucio de Lucy!

¡Se ha conseguido paralizar el desahucio de nuestra compañera Lucy!

Tras amenazar a Bankia con una denuncia porque en el contrato hipotecario aparecían sus hijos menores de 20 años, Bankia aceptó ofrecerle un alquiler social si bien no en su vivienda. Lucy ha estado visitando casas que pueden considerarse infraviviendas: sin váter, si luz, sin suelos acabados, enanas, en pisos elevados sin ascensor, etc.

Ahora que el desahucio está parado dispondrá de más tiempo para visitar esos pisos y presionar a Bankia para conseguir un alquiler social en una vivienda digna.

 

 

¡Enhorabuena, Lucy!
¡Enhorabuena, PAHs!
¡Enhorabuena, 99%!
¡¡¡Sí se puede!!!

Vamos a impedir el desahucio de nuestra compañera Lucy

Lucy es una compañera de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Puente de Vallecas. Como en tantos otros casos, su familia se hipotecó con Bankia para acceder a una modesta vivienda, y como en tantos otros casos, a pesar de que cuando ya no pudo pagar las letras debía 96.000, ahora la exigen 136.000 debido a las cláusulas abusivas declaradas ilegales por la Justicia europea.

Además, Bankia puso la hipoteca a nombre de Lucy y de su marido pero también de sus hijos de 18 y 19 años en el momento de la firma, que además tenían las tarjetas de residencia caducadas. Lucy solo se dio cuenta cuando vio que en su cartilla también figuraban los nombres de sus hijos. Bankia así conseguía que la deuda no solo recayera en los adultos sino también en dos jóvenes con toda una vida para pagar.

Hemos intentado negociar con Bankia la paralización del desahucio, la condonación de esta deuda ilegítima y un alquiler social para que no se queden en la calle. Bankia se ha negado a dialogar durante meses hasta que fuimos un grupo a la oficina y Lucy amenazó con denunciarles por haber cargado a sus hijos con la hipoteca. Le han prometido un alquiler social pero las casas que les ofrecen no tienen las condiciones mínimas de habitabilidad.

Por eso, seguiremos reclamando a Bankia la paralización del desahucio y un alquiler social para Lucy y su familia. Y si no quieren dialogar, estaremos todas el día 27 de noviembre en la puerta de su casa para defender el derecho a la vivienda y juicio a la banca.

Si Bankia es de todos, sus casas también!

¡Sí se puede!