Evitemos que Juancar entre en la cárcel

uan Carlos Diaz Ortega es un compah muy implicado en PAH Vallekas que lucha cada día por los derechos sociales de todas las personas. Además de pertenecer a la PAH, participa en la Despensa Solidaria del Centro Social La Villana de Vallekas, un banco de alimentos autogestionado que garantiza alimentación digna a su familia y a decenas de otras del barrio. Ahora Juancar, padre de un niño de 9 años, tiene que entrar en la cárcel por un delito que cometió hace ocho años, debido a su situación de precariedad. Le condenan a dos años de cárcel por robar cuatro cajas de tabaco, que quería vender para pagar cuentas y comprar comida para su familia. En aquel entonces, Juancar tenía además que mantener a sus padres que tampoco tenían recursos. Hoy, ocho años después y en la misma situación de vulnerabilidad, el Estado quiere meterle en una cárcel: dos años por un delito menor, si no paga una desmesurada indemnización de casi 20 mil euros, y multas de hasta 6 mil euros.

Skitch

 

Si Juancar hubiera defraudado más de 120.000 € de cuota fiscal, su delito habría prescrito a los 5 años. Si hubiera defraudado más de 50.000€ en subvenciones y ayudas de la UE o contra la Hacienda de UE, su delito habría prescrito a los 4 años.

Si perteneciera a un partido con delitos de corrupción, por ejemplo, que no hubiera presentado, sin causa justificada, las cuentas correspondientes al último ejercicio anual, su delito hubiera prescrito a los 4 años. Si hubiera cometido delito de cohecho, habría prescrito a los cinco años; malversación, a los 5 años.

Blanqueo de capitales y el alzamiento de bienes, a los 5 años. Pero no. Juancar robó para vivir un poquito mejor, para intentar garantizar a su familia el derecho a la alimentación y una vida más digna. Eso no se puede consentir. Menos a una persona que sigue teniendo que acudir a alternativas, como la Despensa Solidaria, para comer todos los días.

Hay dos regímenes jurídicos, uno para ricos y otro para pobres. Los ricos y las grandes multinacionales pagan menos a Hacienda que las personas trabajadoras (y pueden acogerse a amnistías fiscales) y si cometen delitos, no se les persigue (como a los bancos en la crisis) o basta con que paguen multas (como cuando las gasolineras pactan los precios).

Juancar no es rico, está en el paro, así que tiene que entrar en la cárcel. Su hijo y su pareja, que también está en el paro, se verán en una situación de todavía más vulnerabilidad, sin ayudas sociales. Y así será si no reunimos los 6.000 euros de las multas antes del miércoles 13 de mayo. Lo tenemos que evitar.

Apoya a Juancar. #JuanCarSeQueda

Tenemos poco tiempo para actuar. Nadie debe entrar en la cárcel por un delito de necesidad cometido hace ocho años. Y menos cuando nos están robando en la cara millones de euros todos los días.

El sábado 9 de mayo organizamos una comida vegana en el EKO de Carabanchel para recaudar el máximo dinero posible. Es a las 14h en la calle Ánade 10, metro Oporto. El cartel está más abajo, o aquíAprovechamos la oportunidad, de paso, para agradecer al EKO la cesión del espacio y al Periódico 15m todo el apoyo y la solidaridad. Gracias, de verdad.

Puedes hacer tu aportación en la cuenta de Irene Alcañiz Andreu:

ES08 2100 1723 1901 0048 4795 No permitamos esta injusticia. Haz tu aportación antes del miércoles 13 de mayo.

cartelJuanCar

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *