Necesitamos tus manos

En PAH Vallekas cumplimos 4 años defendiendo el derecho a una vivienda digna. Durante este tiempo hemos parado desahucios, hemos negociado con la banca daciones en pago y alquileres sociales, nos hemos empoderado mediante nuestra asesoría legal colectiva, hemos lanzado campañas exigiendo políticas que de verdad protejan a las familias frente a los abusos de la banca, hemos reunido miles de firmas, hemos recuperado viviendas para las familias desahuciadas o sin otra alternativa habitacional, hemos investigado cómo nos han estafado y destapado las prácticas fraudulentas de la banca, empresas fantasma y fondos buitre
hazte socia de pah vallekas - stop desahucios colaborar

Y si puedes, difunde este cartel

Todo esto no habría sido posible sin la ayuda de quienes en todo momento nos habéis apoyado, poniendo vuestros cuerpos en un portal en cada intento de desahucio, dando difusión en las redes sociales de nuestras acciones, defendiendo las recuperaciones de la obra social PAH, asistiendo a las manifestaciones y caceroladas de protesta… 
Para continuar y ampliar todo este trabajo necesitamos pediros una vez más vuestro apoyoAsiste a nuestras asesorías colectivas los lunes o a nuestras asambleas los miércoles, explícanos qué sabes hacer y qué te apetece hacer (guardería, fotocopias, comunicación…). Síguenos en redes sociales y… ¡HAZTE SOCIA! Puedes apoyarnos económicamente a partir de 5 euros/mes. 
¿Cómo puedes hacerlo? Envíanos un mail a pahvallekas@gmail.com con tu nombre, apellidos, número de cuenta corriente y la cuota mensual que deseas aportar. 

“Agua, luz y techo” Pasacalles por la historia de la burbuja y el crack económico en Vallekas

pasacallesLa PAH Vallekas recorre los cinco bloques que ha recuperado en los últimos años con la exigencia “Agua, luz y techo para una vida digna” el próximo domingo 29 de mayo.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) del madrileño barrio de Vallecas convoca un pasacalles festivo para visibilizar la negociación que mantiene para conseguir alquileres sociales para los habitantes de cuatro bloques recuperados, antes vacíos y propiedad de bancos.

Decenas de familias y menores viven en cuatro bloques y varios pisos propiedad de Sareb. Exigen que se regularice su situación y su acceso a la luz y el agua, como derechos humanos básicos. Y que Sareb y Bankia rescatadas/avaladas con dinero público cedan sus viviendas vacías a un parque de vivienda público en régimen de alquiler social para que todas las personas puedan ver cumplido su derecho constitucional a una vivienda digna.

Las demandas se dirigen a las administraciones públicas, al gobierno del Estado, por su responsabilidad en el FROB y BFA a través del Ministerio de Economía, pero también a los gobiernos regionales y municipal que no están haciendo lo suficiente para garantizar una alternativa habitacional, una vivienda digna, al no perseguir las viviendas vacías ni asegurar el acceso a los suministros básicos.

Exigen también que no se criminalice su situación. En estos años de crisis, son muchas las familias que no han tenido más opción, si no querían verse en la calle, que recuperar viviendas que estaban vacías. No es justo que además de vivir en precario se vean estigmatizadas como “delincuentes” o “mafiosos” cuando ni la sociedad ni el mercado les ha ofrecido ninguna otra alternativa.

Solo gracias a la PAH y otros movimientos sociales se ha paliado su extrema situación de desamparo: es la propia gente la que, organizada, consigue hacer efectivo, al menos en parte, sus derechos. En total, la campaña Obra Social la PAH ha recuperado -40  bloques en todo el Estado español desde finales de 2011, y en ellos se  han alojado más de 2.500 – personas.

Aunque pueda parecer una exigencia de otros siglos, la demanda de “Agua, luz y  techo” es una necesidad material y cotidiana para estas familias. La PAH Vallekas saldrá el domingo a las 17 de la C/Llerena junto a muchos otros grupos y asociaciones, en un pasacalles festivo que acabará con conciertos en el parque de Amos Acero a las 20 horas ¡Sí se puede!

1.     Sierra de Llerena, 22: viaje a las entrañas del crack financiero

Viviendas: 1photo_2016-05-27_15-45-314 pisos

Propiedad actual: SAREB. En proceso de negociación para el alquiler social.

Recuperado en enero de 2012 

El bloque más veterano de la campaña Obra Social en Vallekas -y uno de los pioneros de la campaña Obra social La PAH– es un buen resumen de la evolución del sector financiero-inmobiliario. Levantado -de aquella manera- por la constructora Alcalá, 70 que seguramente adquirió por cuatro perras dos o tres casas bajas en la esquina de Sierra de Llerena con Francisco Iglesias, en el barrio puentevallekano de Numancia. Alguien debió de hacer un cálculo: “con lo que nos ha costado esto, estirando algo el presupuesto, y como donde caben 12 caben 14 pisos, nos sacamos tres kilos limpios. Tú déjame que lo hablo con Contreras”.

Pasan los años, el bloque va levantándose, los primeros compradores aportan su entrada. Pero algo no va bien. Esta imagen, de junio de 2008, es la primera de Google Street View en la que aparece.Esas vallas son las mismas que encontraríamos casi cuatro años más tarde, cuando recuperamos el edificio.

llerena008

En determinado momento, llega el crack económico mundial y Alcalá, 70, como tantas constructoras fuertemente endeudadas en la provincia España, se declara en quiebra. No sabemos los detalles del proceso concursal de la constructora; en todo caso, a lo largo del año 2012 el Banco de Valencia se queda con el bloque -y posiblemente con más activos tóxicos-. Lo más posible es que, en la línea de la ley concursal, los administradores de Alcalá, 70, no respondieran con sus bienes personales del pufo cometido, una oportunidad que a día de hoy sigue sin estar legislada para alrededor de 500.000 deudores hipotecarios (¿os suena la dación en pago?).

Rebobinemos. ¿Que en el año 2012 el Banco de Valencia se queda con el bloque? Rebobinemos más: en noviembre de 2011, esta antigua joya de la corona del desarrollismo inmobiliario es intervenida por el Banco de España, que le inyecta 1.000 millones de capital más otros 2.000 millones en créditos. Estamos a sólo unos meses de la intervención completa -bajo batuta de la Troika- del sector bancario y de la política económica española. Es decir, el Banco de Valencia era tan propietario del bloque como el fantasma de Canterville lo podría ser de su castillo.

Suma y sigue: en febrero de 2012 el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es decir, el Gobierno, mete otros 1.000 millones. Poca cosa: en noviembre se inyectarían otros 4.500 millones, y además, el FROB traspasa todo esto (la cosa Banco de Valencia/Fantasma de Canterville y sus 8.500 millones en rescate público) a La Caixa por el precio simbólico de un euro. No se vayan todavía, aún hay más: además, el Estado se responsabiliza de un 72% de las pérdidas por los activos tóxicos traspasados, es decir por los bloques concebidos cuando construir apartamentos de baja calidad en el barrio de Numancia y venderlos a precio de burbuja (“eh, tiene plaza de garaje y portal con suelo de ¿mármol?”) parecía buena idea.

Tenemos una sorpresa: la broma no acaba aquí. Por si no fuera suficiente rescate tener aseguradas el 72% de las posibles pérdidas contraídas por la gestión de los activos tóxicos (pisos y créditos) heredados del Banco de Valencia, La Caixa traspasó la titularidad del bloque a Sareb, el banco malo. Pero como este encantador instrumento de rescate bancario no tiene más que una sede/fortaleza en Recoletos, quien toma las decisiones y quien gestiona realmente el bloque sigue siendo La Caixa a través de su inmobiliaria Servihabitat.

Ya llegamos al final: los 24 habitantes del bloque, entre los que hay 5 menores, tres enfermos crónicos y un hombre de 70 años, tratan de negociar hoy un alquiler social con Sareb/Servihabitat/La Caixa. Las conversaciones, no obstante, apenas avanzan, y la propiedad tiene las carpetas con la información detallada de los habitantes de noviembre de 2015, sin que se hayan producido avances concretos. La propiedad, a través de la mediadora Diagonal Company -una de las empresas que se han reproducido al calor de la gestión de activos: de los cadáveres inmobiliarios se aprovecha todo-, argumenta además que los alojamientos no podrán ser en el mismo bloque dado que este no tiene cédula de habitabilidad. Mientras, la PAH trata de regularizar el suministro de agua -incluso pagando las obras de la acometida-, algo a lo que el Canal de Isabel II se niega por el mismo motivo: no hay cédula de habitabilidad. El ayuntamiento de Madrid, a través de la Junta de Distrito, también asegura que no hay nada que hacer, de modo que a día de hoy esos 14 pisos no cuentan con suministro de agua.

PAH Vallekas prepara un presupuesto aproximado para esa cédula de habitabilidad. Sí, hablamos de dinero, como casi siempre que hay una traba administrativa. Resulta que la tal Alcalá, 70 construyó el bloque con las medidas inadecuadas: los techos miden menos de lo que tienen que medir.

A día de hoy, sigue siendo un misterio de la recuperación económica qué piensa hacer La Caixa con un bloque habitado desde hace cuatro años y medio -de segundísima mano, por lo tanto-, con una rehabilitación que podría costar miles de euros, para un mercado que se anima pero no tanto: el barrio está como está y la mayoría de los pisos del bloque son estudios construidos con ángulos imposibles (“un salón trapezoidal ¿Por qué no?”). ¿A qué precio piensan venderlos? O dicho de otra manera: ¿a quién piensan venderlos? Para la Caixa, ya lo hemos visto, no es problema: el Estado provisiona la mayoría de las posibles pérdidas y mientras tanto mantienen artificialmente el activo tóxico fuera de su balance. Nosotras decimos: alquiler social, desbloqueo del suministro de agua, estudio de la viabilidad de consolidar a los vecinos en el mismo bloque. Eso, o que siga la farsa.

2. Argente: y luego dirán que hay degradación urbana

Viviendas: Once pLa Obra Social de la PAH consigue 11 alquileres socialesisos

Habitantes: once unidades familiares, 7 menores

Propiedad actual: Banco Sabadell 

Recuperados en abril de 2014. Realojadas con alquiler social en otros pisos por el Sabadell, las familias abandonaron el bloque en diciembre de 2014. A día de hoy sigue vacío y tapiado.

El crash irrumpió en la construcción del edificio de Argente y no llegó a habilitarse del todo. Un edificio vacío en una ciudad que muerde por necesidad de techo lo está por poco tiempo. Cuando recuperamos el edificio, los vecinos nos hablaron de varios habitantes anteriores;  algunos de ellos se llevaron parte de la infraestructura; otros lo usaron de cobijo; otros más de fumadero. En esa cadena de irregularidades, no fueron los primeros: en el registro figuraba un piso menos de los que realmente tiene el edificio.

Las casas no se degradan solas, son abandonadas a su suerte. Por parte de los propietarios y después de las administraciones. La gente las toma para sus necesidades, que no están cubiertas por los derechos humanos, como se suele decir en las guerras “liberadoras”. Pocas casas se degradan en los barrios ricos. No se tolera igual. En Argente se toleró que hubiera un edificio vacío que se degradaba semana a semana. Hasta que llegó la PAH.

Once familias se armaron de valor para vivir en una casa sin ventanas, con el sótano inundado, sin seguridad de luz y agua. La luz se consiguió, aunque no gracias a las administraciones públicas. Se sacó la basura (mucha), se fregaron los suelos (bien de lejía), se hicieron apaños en las ventanas (con cartones y telas), se vació el agua del sótano acabando con el peligro de cortocircuitos. El edificio unió su suerte a la de sus habitantes.

El Banco Sabadell presume de responsabilidad social. “No desahuciamos” nos dijeron. Tras meses de entrega de documentación y negociación, se consiguió que realojaran a las once familias. No todas en el barrio. No todas en casas con las condiciones necesarias de entrada. Pero se volvieron a hacer arreglos y las familias encontraron un techo con un alquiler social de entre 50 y 70e que podían pagar.

El edificio lleva vacío desde entonces, hace ya un año y medio. Vuelve a estar vacío. Ahora bien tapiado, para que nadie le dé uso. No vaya a ser que vuelva a dejar de degradarse.

3. Monte Perdido, 60 bis, el FROB, Sareb y La Quinta Dimensión

Monte perdido sin cartelViviendas: 3 pisos

Habitantes: 3 personas

Propiedad actual: SAREB, FROB

Recuperado en diciembre de 2014

El bloque de Monte Perdido tiene una historia similar al de Sierra de Llerena. Traspasado en algún momento a Sareb, intuimos que su proceso de construcción no fue del todo limpio: el portal que correspondería al número 89 de la calle Monte Perdido simplemente no figura en el catastro ni en el registro de la propiedad.

Pero el bloque está ahí, en la esquina de Monte Perdido con Puerto Alto, en pleno barrio de San Diego. Monte Perdido, 60 bis, está perdido en alguna referencia catastral, en la hoja de balance del banco malo (y de una sociedad del FROB que puso la denuncia sobre uno de los pisos), en la quinta dimensión del desastre inmobiliario.

La idea detrás de la inversión buitre es degradar: degradar un inmueble para degradar un barrio para poner los precios por los suelos. Comprar barato y vender caro. De nuevo, la tipología de los pisos son estudios, así que resulta obligado preguntar a quién y qué precio cree el banco malo que va a vender para recuperar la inversión.

Este bloque es, junto con Sierra de Llerena, uno de los que no tienen suministro de agua.

4. Pico de la Muela: futuro anterior

Viviendas: 9 pisospicomuela2

Habitantes: 9 familias, 18 menores

Propiedad actual: En proceso de traspaso a SAREB

Recuperado el 13 de octubre de 2015

La propiedad, una constructora, intenta negociar una quita de su deuda con Sareb y a cambio mantener la titularidad del bloque: quizá la jugada que no pudieron hacer los constructores de Llerena la pueda llevar a buen término esta empresa. Los tiempos son otros y el inmobiliario vuelve a tirar. De nuestra parte, planteamos nuestra disposición a abandonar inmediatamente el bloque si Sareb ofrece alquileres sociales en otra parte.

Entre medias, el Ayuntamiento ha firmado un convenio el pasado enero con el banco malo con el que pasará a ser arrendatario durante 8 años de 300 pisos de Sareb, 150 de ellos ocupados irregularmente. A día de hoy sabemos que ningún piso de este convenio se ha cedido todavía, por motivos tan estrambóticos como que Sareb no tiene las llaves de muchos de ellos. El tiempo pasa, tic-tac, tic-tac, y no hay solución todavía para Pico de la Muela.

La mayoría de las familias de este bloque recuperado en octubre son desahuciados de la era Carmena, es decir, que perdieron su domicilio en algún momento entre junio y octubre de 2015.

5. Callejo, 11 y 13: del “endeudamiento para todos” al “pisos para todos”

photo_2016-05-27_15-45-42Viviendas: cuatro pisos en número 13 – dos pisos en número 11

Habitantes: siete unidades familiares, 9 menores

Propiedad actual: SAREB (salvo la planta baja del 11, que es de Bankia)

Recuperados entre abril 2014 (número 13) y agosto 2014 (número 11)

El bloque de Callejo 13 es, junto a Argente, uno de los dos bloques recuperados simultáneamente en abril de 2014, en una preciosa muestra de coordinación y esfuerzo colectivo. Tal como empezó, la historia siguió unos meses más tarde, cuando se recuperaron dos pisos más en el edificio de al lado. Así, a día de hoy, la Obra Social de la PAH “Callejo” responde a la necesidad habitacional de siete familias con 9 menores.

Se habla por el vecindario que en el número 13 de la calle antes hubo una casita baja, y que un día Bankia vendió a su propietario la idea de endeudarse hasta las orejas para construir encima de la primera 3 plantas más para vender a otras familias. Bankia concedía esas hipotecas a las otras familias, por supuesto. De hecho el inmueble tiene aún un proceso de ejecución hipotecaria abierto, a nombre de los antiguos habitantes que se han esfumado para que Bankia no les derrumbe la vida. Nosotros nos enteramos de él el mismísimo día del supuesto lanzamiento, y desde entonces hemos luchado para hacernos oír como terceros en un ridículo proceso en el que los denunciados ya no están en ningún lado y, desde 2015 cuando se traspasó el inmueble a manos del banco malo Sareb, Bankia hace de demandante ¡aunque ni siquiera es el propietario del edificio!

A día de hoy el Juzgado se ha negado a que formemos parte del proceso. Así hemos aprendido que la justicia hay que pelearla, y entre los habitantes de todos los bloques y pisos sueltos recuperados a Sareb nos organizamos para conquistar un alquiler social ajustado a nuestros ingresos. No conseguirán hacernos desaparecer como hicieron con los anteriores habitantes.

Victoria Se Queda. Cuando Bankia se vende casas a sí misma.

No es la primera vez que Bankia desahucia: en el primer trimestre de 2016 las PAH nos hemos enfrentado a una media de un desalojo por semana de pisos suyos. El desahucio de Victoria y sus hijas está previsto para el miércoles 27 de abril.

Tampoco es la primera vez que portavoces de Bankia responden a nuestras peticiones de negociación con excusas. El caso de Victoria no es nuevo, aunque eso no le quite un átomo de urgencia ni de desvalimiento ante los malabarismos legales de una entidad bancaria _entidad, recordamos, rescatada con dinero público _.

 

LAS NO RESPUESTAS DE BANKIA

 

La respuesta de Bankia siempre es el silencio. Dejar correr el tiempo sin respuesta a decenas de solicitudes de negociación y alquileres sociales. Por eso el día 4 de abril ocupamos la sucursal de Bankia de Sierra Toledana, 38 en Puente de Vallecas, para exigir unas negociaciones dignas de tal nombre para Victoria, Noralma, Mustafa (recién desahuciado de un bajo interior de 10m2) y tantas otras compañeras. Y por eso hoy estamos

 

Entre las excusas de Bankia para negarse a parar el desahucio hemos podido escuchar la de siempre: que no tienen pisos para alquileres sociales. Que es la Administración quien debe adjudicar a Victoria una vivienda de emergencia de un fondo social cuya existencia sigue sin demostrar. Sabemos que tienen miles de viviendas vacías siendo un banco rescatado con dinero público, es hora de que asuman su responsabilidad social.

 

INGENIERÍA FINANCIERA Y LAVADO DE IMAGEN
En el caso de Victoria nos aseguraban que no son parte interesada en este desahucio. Nos decían que ya han dejado constancia en el juzgado, que la vivienda de Victoria y su familia ya no es suya y que por lo tanto no pueden parar la orden de desalojo. Hoy mismo en el juzgado nos confirman que no han presentado ningún escrito como nos prometieron, aclarando que no son propietarios.

 

El Fondo de Titulación de Activos MADRID RMBS III al que Bankia asegura haber vendido la vivienda es en realidad una empresa de la propia Bankia. Estratagemas legales e ingeniería financiera que permiten a las entidades bancarias titulizar hipotecas y traspasar propiedades a empresas y fondos propiedad de las propias entidades. Como parte de este entramado entra en juego una tercera empresa, la inmobiliaria de Bankia: Haya Real State.

 

¿Qué pretende Bankia con esto? Desde la PAH la respuesta es obvia: la empresa matriz “sanea cuentas”, al menos aparentemente, deshaciéndose de pisos que sabe que no podrá vender en años. A la vez continúa con los procesos de deshaucio sin que su imagen quede ligada al desalojo de otra familia.

 

Desde la PAH aseguramos a Bankia que esto último no lo va a conseguir: hoy estamos en la sede de Haya Real State exigiendo la paralización del desahucio de Victoria y la negociación de su alquiler social. De continuar recibiendo excusas, el 27 pararemos su desahucio. Y no pararemos hasta garantizar el derecho a la vivienda de Victoria y su familia.

 

¡SÍ SE PUEDE!