Todas con Pilar: La PAH ocupa dos sedes de un fondo buitre contra los desahucios de vivienda pública

En las sedes de Lazora huele a buitre decenas de personas convocadas por La PAH se encierran en las sedes –sitas en Avenida del Talgo, 155 y Calle de Serrano, 30– de la inversora a la que el ayuntamiento de Madrid vendió sus pisos sociales. Piden a Lazora la condonación de la deuda de su vecina y la paralización de su desahucio previsto para el 20 de enero.

Piden también el fin de los desahucios de los cientos de inquilinos e inquilinas de IVIMA y EMVS cuyos pisos han sido vendidos a los fondos buitre Azora, Lazora y Encasa Cibeles.

Pilar es desempleada y sólo recibe 200 euros de ingresos. Lazora es una empresa que sólo tributa un 1% de sus beneficios por el negocio de comprar los pisos públicos con los que el ayuntamiento trata de cubrir sus propias deudas. IVIMA y EMVS mantienen muchos pisos vacíos mientras desahucian cada semana a decenas de personas.

Una vez más salimos a la calle a denunciar el desmantelamiento del parque público de vivienda de la Comunidad de Madrid. Esta vez afecta a nuestra compañera Pilar, vecina de Villa de Vallecas a la que le quieren echar a la calle por no poder hacer frente a un alquiler de 550 euros mensuales. A Pilar se le adjudi- có una vivienda pública de la EMVS en el año 2005. Tenía opción a compra a los 10 años pero esta opcion no llegó, pues en julio de 2010 su vivienda fue vendida a Lazora, una sociedad de inversión inmobiliaria que ya en 2010 adquirió 495 pisos de la EMVS – el de Pilar estaba entre ellos. Por eso hemos venido hoy hasta la sede de Lazora en Aravaca, y no pensamos irnos sin conseguir una interlocución válida y es-table para negociar la condonación de la deuda de Pilar y que se paralice su desahucio, previsto para el 20 de enero.

A Pilar no le dieron oportunidad de comprar su vivienda y como no tenía otra posibilidad continuó pagando su alquiler de 550 euros. Así continuó hasta hace 14 meses que con unos ingresos de 200 euros mensuales tuvo que dejar de pagar. Cuando se puso en contacto con Lazora para negociar el pago y pedir una subven- ción no la dieron ninguna opción. Ellos, una empresa dirigida exclusivamente por el ánimo de lucro, no dialogan, sólo hacen negocio.

Nuestra vecina por desgracia no es la única persona con este problema. En octubre de 2013 el IVIMA ven- dió, sin previo aviso, 2.935 viviendas al fondo buitre Azora. Entre estas 2.935 familias encontramos víctimas de violencia de género, personas con minusvalías graves, etcétera. En ese mismo mes la EMVS vendió 1.870 viviendas al fondo buitre Encasa Cibeles.

Desde hace mas de un año denunciamos lo que supone la venta de vivienda pública. No solo afecta a los adjudicatarios actuales: en la situación de crisis y precariedad actual, poder acceder a una vivienda pública en alquiler es la única opción para las y los de abajo. La inexistencia de un parque de vivienda público hará de nuevo que el Artículo 47 de la Constitución –que garantiza una vivienda digna– quede aún más sin posibilidad de cumplimiento.

Vender las viviendas a los fondos buitres con los inquilinos dentro sin respetar sus derechos como adjudica- tarios de estas viviendas es un escándalo de proporciones mayúsculas. Lo tenemos que frenar. Por eso no vamos a permitir ningún desahucio ni desalojo que se intente perpetrar por parte de fondos buitres habiendo cientos de miles de viviendas vacías, a las que vamos a recuperar para la ciudadanía.
Siempre estaremos en frente de los que pretenden especular con nuestro presente y futuro. e perpetrar por parte de fondos buitres habiendo cientos de miles de viviendas vacías, a las que vamos a recuperar para la ciudadanía.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *